Es una acumulación de bilis en el organismo por un mal funcionamiento del hígado y la vesícula. Hay que desestresar el hígado y facilitar la expulsión de la bilis retenida.

  • Prioriza la ingesta de proteínas de buena calidad (carnes, pescados, legumbres combinadas con cereales).
  • Sigue una dieta rica de hidratos de carbono complejos (pan, pasta, cereales integrales) para favorecer la formación de glucógeno.
  • Toma alimentos ricos en fibras tanto solubles como insolubles (avena, lino, chía, arroz integral). Activarán el tránsito intestinal y ayudarán a no reabsorber el colesterol.
  • Modera la ingesta de grasas y, sobre todo, de colesterol (carnes y lácteos grasos).
  • Toma suplementos vitamínicos.
  • Reduce la sal en el caso de que haya edema o hipertensión

 

Plantas y complementos que ayudan:

  • plantas colagogas que estimulan la producción y liberación de bilis (alcachofera, diente de león, genciana, milenrama, boldo y cúrcuma),
  • glucomanana (fibra soluble que reduce la reabsorción de colesterol),
  • aceites de pescado en perlas (ricos en ácido glucorónico que estimula el funcionamiento hepático).
  • Toma suplementos de vitaminas liposolubles (A, D, E y K), ya que, cuando la digestión de los lípidos no funciona bien por culpa de una obstrucción biliar o un mal funcionamiento de la vesícula, estas vitaminas no se absorben correctamente.

Alimentos recomendados:

  • * verduras, a excepción de las espinacas (acelgas, rúcula, endivias, espárragos, diente de león)
  • hortalizas (brécol, yuca, batata, rábanos, remolacha, pimientos rojos, rábanos, alcachofas)
  • germinados,
  • frutas, a excepción de las naranjas (uva, chirimoya, albaricoques, melocotones, manzana, pera), mejor si son frescas y de temporada,
  • bebidas vegetales (de soja, avena, almendras)
  • semillas (quinoa, trigo sarraceno, lino, chía) y cereales integrales sin gluten (mijo, arroz)
  • pescados blancos
  • carnes magras
  • legumbres (soja verde, lentejas, garbanzos, judías), miel, mermeladas.

Alimentos desaconsejados:

  • alcohol
  • chocolate
  • huevos
  • lácteos grasos (mantequilla, quesos, yogures, nata)
  • comidas enlatadas
  • embutidos
  • vísceras
  • mariscos, excepto colas de gambas y langostinos, calamares y sepia
  • carnes grasas (cordero, cerdo)
  • fritos
  • especias fuertes (pimienta, guindilla)
  • dulces y bollería con alto contenido en grasas (golosinas, bollos, pasteles).

 

Por Guadalupe Jiménez, bióloga

http://www.revistadieteticaysalud.com/wordpress/wp-content/uploads/ictiricia-1024x649.jpghttp://www.revistadieteticaysalud.com/wordpress/wp-content/uploads/ictiricia-300x300.jpgadminDietasEste númeroSaludbilis,bilis retenida,hígado,ictiricia,plantas colagogas
Es una acumulación de bilis en el organismo por un mal funcionamiento del hígado y la vesícula. Hay que desestresar el hígado y facilitar la expulsión de la bilis retenida. Prioriza la ingesta de proteínas de buena calidad (carnes, pescados, legumbres combinadas con cereales). Sigue una dieta rica de hidratos de...