Las alergias alimentarias producen una reacción inmunológica, como respuesta a la ingesta de un determinado alimento. La alergia a un alimento puede llegar a provocar un shock anafiláctico con peligro de muerte.

Componentes naturales de algunos alimentos pueden hacer que el organismo de algunas personas reaccione como si fuese un alérgeno. La solución es evitarlos, excluyendo de la dieta los alimentos que los contienen y sustituyéndolos por otros con propiedades nutritivas equivalentes, para evitar carencias.

Hay una gran diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria. La intolerancia a alimentos es una reacción adversa alimentaria en la que no hay ninguna reacción de hipersensibilidad del sistema inmunológico. Las intolerancias más frecuentes son a la lactosa y a la fructosa. Pero cuando se trata de una alergia alimentaria siempre aparece una reacción inmunológica, como respuesta a la ingesta de un determinado alimento. La alergia a un alimento puede llegar a provocar un shock anafiláctico con peligro de muerte.

 

Los alimentos con más alergénos

Los huevos, frutos secos, mariscos, leche, algunos pescados y frutas y cualquier otro alimento tienen proteínas que pueden provocar alergias. En estos casos la premisa es evitarlos y revisar las etiquetas de los alimentos para asegurarnos de que no los contienen. En estos casos debemos ser revisar concienzudamente las etiquetas para asegurarnos de que no haya derivados de estos alimentos como caseína, alfa-lactoalbúmina, beta-lactoglobulina, ovoalmúnina, ovoalbúmina, tropomiosinas, etc.

En caso de alergias la dieta debe ser absolutamente estricta y no contener ni trazas de ese alimento. Si comes fuera de casa debes informarte bien tanto de los ingredientes, como de la preparación de los platos que vayas a comer para aseguarte de que no contiene el alimento al que eres alérgico.

 

Complementos que ayudan a evitar deficiencias

  • Aceite de hígado de pescado, por ser fuente natural de vitamina D.
  • Suplementos de vitamina K2 que ayuda a fijar mejor en los huesos el calcio de la dieta.
  • Ácidos grasos omega 3 DHA EPA, por ser antiinflamatorios, regular la respuesta inmunitaria y cuidar la mucosa intestinal.
  • Probióticos, ya que refuerzan y cuidan el intestino.
  • Inulina (prebiótico) combinada con azufaifo una planta que protege y calma el tracto digestivo.
  • Suplementos de calcio coral en cápsulas.
  • Suplementos vitamínicos bio
http://www.revistadieteticaysalud.com/wordpress/wp-content/uploads/alergias-alimentarias-1024x683.jpghttp://www.revistadieteticaysalud.com/wordpress/wp-content/uploads/alergias-alimentarias-300x300.jpgadminDietasEste númeroSaludafecciones crónicas,alergias alimentarias,reacción inmunológica,shock anafiláctico,Sistema digestivo
Las alergias alimentarias producen una reacción inmunológica, como respuesta a la ingesta de un determinado alimento. La alergia a un alimento puede llegar a provocar un shock anafiláctico con peligro de muerte. Componentes naturales de algunos alimentos pueden hacer que el organismo de algunas personas reaccione como si fuese...