Plantas para el hígado

. Rábanos
Descongestionan y desintoxican el hígado al favorecer el vaciado de la bilis. Se pueden añadir crudos a las ensaladas o tomar cada día un vaso de jugo fresco de rábano, endulzado con miel, antes de las comidas.
. Alcachofas
Tienen un efecto regenerador del hígado gracias a su contenido en cinarina, un bioflavonoide. Además de tomar alcachofas como verdura, para gozar de sus ventajas terapéuticas hay que tomar infusiones de sus hojas y tallos. El jugo fresco de la alcachofa resulta también muy terapéutico y se puede preparar licuando las hojas y tomando un vaso en cada comida.
En lugar de tirar las hojas más duras y los tallos, se puede preparar una infusión con 100 gramos de hojas y tallos de alcachofas por litro de agua. Hay que tomar 3 tazas al día.


. Cardo mariano
Contiene una sustancia llamada silimarina que tiene el poder de regenerar las células hepáticas. Aunque lo habitual es tomarlo en infusión, o en comprimidos de extracto seco, las hojas tiernas y sin espinas del cardo mariano se pueden añadir a las ensaladas.


. Diente de león

Diurético y depurativo por excelencia, el diente de león está muy indicado en las insuficiencias hepáticas ya que es colerético y colagogo a la vez. Sus hojas tiernas se pueden tomar en ensaladas aliñadas con aceite y limón. También se pueden licuar sus hojas y raíces y tomar 3 cucharadas de este jugo antes de cada comida.

. Remolacha roja
Aumenta el flujo de bilis y favorece la eliminación de los productos tóxicos del hígado.

 

Plantas coleréticas
Se llama plantas coleréticas a las que tienen la capacidad de aumentar la cantidad de bilis que segrega el hígado. La bilis queda almacenada en la vesícula biliar hasta que la ingestión de alimentos provoca su vaciado en el intestino para facilitar la digestión. Si se aumenta la producción de bilis, el hígado se descongestiona y puede realizar mejor sus funciones.
Son coleréticas: tilo, olivo, helenio, menta, agracejo, alcachofera, fumaria, boldo, rábano, diente de león, ajenjo, centaura menor, cúrcuma, genciana, ruibarbo, tamarindo, artemisa, caléndula, ortosifón.

 

Plantas Colagogas
Las plantas colagogas son las que estimulan el vaciado de la vesícula biliar al duodeno. Estas plantas deben usarse en caso de vesícula perezosa y cálculos renales.
Son colagogas: olivo, helenio, menta, agracejo, alcachofera, boldo, rábano, diente de león, ajenjo, cúrcuma, genciana, cáscara sagrada, ruibarbo, tamarindo, artemisa, caléndula, ortosifón, romero, milenrama, áloe.

El cardo mariano
El mejor amigo del hígado
El cardo mariano o borriquero es el mejor amigo del hígado gracias a una sustancia llamada silimarina que tiene la capacidad de regenerar las células hepáticas dañadas por agentes tóxicos y de desinflamar el tejido fibroso de sostén que rodea el hígado.
En las siguientes enfermedades hepáticas está recomendado tomar cardo mariano crudo en ensaladas y en comprimidos de extracto seco:
. Inflamación del hígado provocada por fármacos.
. Intoxicaciones que afectan al hígado como las derivadas de la ingesta de setas tóxicas, insecticidas, etc.
. Degeneración grasa del hígado provocada por alcohol u otras sustancias
. Hepatitis vírica aguda, crónica o alcohólica.
. Insuficiencia hepática.
. Congestión hepática.
. Cirrosis hepática.