Psicoterapia vegetal
Una fruta o verdura para cada problema afectivo


Los vegetales pueden ser preventivos o curativos no sólo en los casos de carencias vitamínicas, sino también en las crisis emocionales.
Los alimentos no sólo nutren nuestras necesidades fisiológicas sino también las afectivas y emocionales. Algunos especialistas en lo que se ha dado en llamar la "medicina afectiva" han comprobado que determinadas frutas y verduras son muy útiles para resolver algunas de nuestras crisis afectivas ya que, además de ser alimento para el cuerpo y sus funciones orgánicas, ayudan a restablecer su equilibrio emocional. En este artículo intentaremos descubrir el impacto afectivo de las diferentes frutas y verduras así como la relación que puede haber entre el deseo irresistible de tomar un alimento y nuestro estado emocional.


Para épocas de crisis
Las legumbres secas siempre han servido para resolver problemas sociales en épocas de restricción, y de forma general son muy útiles para cualquier crisis. Además, algunas tienen indicaciones más específicas:
Judías: tan ricas en virtudes dietéticas, son el mejor remedio en los estados de exceso de énfasis u optimismo. ¿Por qué? Las personas enfáticas en realidad tienen un gran vacío interior, un fuerte sentimiento de impotencia y de miedo, que se llena con la gran cantidad de nutrientes que posee esta legumbre.
Lentejas: es el remedio para los que por naturaleza tiende a refutar siempre las opiniones de los otros.
Habas: son ideales para los impacientes
Guisantes: para los que sienten temor e inseguridad en las relaciones sociales

Para subir el ánimo
Las crucíferas calman los ánimos atormentados, combaten el cólera y los sentimientos de impotencia. Son el mejor nutriente para las personas rencorosas, suspicaces y desconfiados, y también les va bien a los ingenuos que se enrabian en las discusiones.
Col: va bien en los estados de melancolía. Atenúa los remordimientos y el sentido de culpa, y la impotencia que suele acompañarlos.
Nabo: para las épocas en las que sientes que estas perdiendo el rumbo de tu vida. Te dará lucidez para salir del laberinto en el que te encuentras.
Rábanos: son estimulantes de la función del hígado y en la medicina tradicional china este es el órgano de la planificación y de la cólera. Si tu estado de ánimo está por los suelos, puede que tu hígado está en un estado deplorable, razón por la cual es necesario estimularlo. Los que sienten la necesidad irresistible de comer rábanos es porque sus ganas de vivir están apagadas y su hígado atascado.

Para frustrados y perdedores
En la medicina afectiva las siguientes frutas son el antídoto perfecto a las etapas en que nuestros sentimientos nos atormentan de forma insistente afectando a nuestras relaciones personales y laborales. i
Plátano: es el fruto preferido de los niños y es un buen remedio contra la inseguridad ya que es como si restituyera la inocencia perdida.

Sandía: es la mejor fruta para los que sienten frustrados o siempre encuentran obstáculos para realizar sus propios propósitos.
Papaya: para los que se sienten siempre perdedores y como consecuencia se vuelven bastantes coléricos
Aguacate: para los que no son felices porque no se aceptan tal y como son y siempre están pensando en lo que podrían ser.

Contra la depresión
Gracias a su riqueza en vitamina C los cítricos son un poderoso remedio para usar en los momentos de debilidad y bajadas de ánimo. Resulta de gran ayuda para curar heridas afectivas, periodos de luto, abandonos y pérdidas.
Limón: es el remedio para los dolores debidos a una pérdida o luto.
Pomelo: es adecuado para los que tienen mucho autocontrol y nunca muestran su vulnerabilidad.
Naranja: ayuda a recuperar la confianza en uno mismo para hacer frente a los compromisos. Además sirve para atenuar las crisis de angustia.
Mandarino: para los que no tienen amor propio. Es el remedio para los que se sienten apagados sobre todo delante de gente que les observa.

Licuados antidepresivos
Los neurotransmisores del cerebro que regulan el comportamiento dependen de lo que comemos. Las investigaciones han demostrado que los nutrientes pueden influir profundamente en la bioquímica de la actividad cerebral. Muchos especialistas est n convencidos que la dieta de los países industrializados (carente de muchos micronutrientes) es la principal culpable de muchos estados depresivos. Si tienes tendencias depresivas además seguir los consejos de tu médico debes incluir en tu dieta algunos nutrientes específicos:

Para superar abandonos
Lechuga: considerada un analgésico natural, tiene propiedades sedantes e hipnóticas. Y antiguamente era usada para aplacar los deseos impuros. Es el remedio para las mujeres que han sido abandonadas.
Escarola: es un buen reequilibrante para cuando hay sentimientos contradictorios de amor y odio y el remedio ideal contra la inseguridad en uno mismo.
Alcachofa: tiene la propiedad de estimular las secreciones biliares y es el remedio a los corazones "desengañados" en los que se ha apagado la llama del amor.
Achicoria: es el mejor remedio para los indecisos ya que les ayuda a desarrollar la capacidad de elección.


En todos los problemas afectivos
Tan humildes como poderosas: estas tres hortalizas ayudan a superar la pesadez de la vida y a superar la soledad después de una ruptura amorosa.
Patata: está disponible en cada estación y por eso siempre ha ocupado el papel de combatir las carencias, físicas y afectivas. Por un lado la patata nutre, por otro es el remedio para los conflictos que tienen origen en las relaciones familiares, para los que reniegan de sus propias raíces. Este tubérculo es también el remedio a la pesadez de la vida.
Berenjena: va bien para los que no encuentran su sitio en esta sociedad y se sienten siempre como extraños y fuera de lugar.
Tomate: es un buen estimulante de ánimo indicado sobre todo para después de una ruptura afectiva dramática.
Pimiento: ayuda a encontrar la vía del amor cuando los canales de la comunicación y espontaneidad están obstruidos.

Crisis de la adolescencia
Estas dos frutas son ideales para los adolescentes que están en la búsqueda de su propia autonomía.

. Caquis: estos frutos de bonito color naranja que aparecen el mercado sólo en el otoño están indicados para los que prefieren el caos y se rebelan contra el orden establecido. Ayuda a que la rebelión juvenil se vuelva positiva y constructiva.
. Higo: está considerado el árbol de la fertilidad y el remedio para los que infravaloran los placeres del amor. Es un fruto muy adecuado para estimular los estados de alegría.

Elige según el color
Los expertos en cromoterapia también les otorgan propiedades a las frutas y verduras según su color.
Amarillas: como el color del sol, dan seguridad y aumentan la creatividad
Rojas: es el color de la fuerza y por eso las frutas rojas se recomiendan contra la apatía, la depresión, la falta de deseo sexual y el cansancio.
Naranjas: ayudan a levantar el ánimo y también van bien en los estados depresivos.
Azul-violeta: son colores que inducen a la relajación, por eso las verduras y frutas de ese color dicen que ayudan a reequilibrar el sistema nervioso. Y están indicadas para las personas muy nerviosas y que se cansan enseguida.
Verdes: es el color de la tranquilidad y del equilibrio, por eso los alimentos verdes van bien para calmar en estados de mucha agitación. También son útiles en la depresión.
Blancas: es la suma de todos los colores por eso las verduras de ese color (ajos, cebollas) son la panacea de todos los males.

 

Ver: ADELGAZAR: La dieta vegetariana