Para crecer

Para asegurar el crecimiento óptimo del niño en todas las fases de su desarrollo, te serán de ayuda algunos complementos y plantas medicinales a los que puedes recurrir según sus necesidades específicas.

Jalea real infantil
Estimula sus defensas
Este manjar que las abejas fabrican para alimentar a su reina ayuda a los niños a crecer, abre su apetito y estimula sus defensas, contribuyendo así a prevenir gripes y resfriados. Para prevenir posibles afecciones, hay que tomarla durante las 3 semanas previas a cada cambio de estación, especialmente en otoño y primavera. Como reconstituyente, ayudará al niño a recuperarse tras una enfermedad.
Aconsejada para niños a partir de los 18 meses.

Calcio de ostras
Refuerza sus huesos y dientes
El calcio es un mineral esencial para los niños porque ayuda al crecimiento y solidificación de los huesos y contribuye a la buena salud y posición de sus dientes de leche y permanentes. Una forma muy agradable de hacer que el niño tome un suplemento de calcio es dándole un preparado en forma de cubitos a base de conchas de ostras trituradas con azúcar moreno y cacao. Cada cubito aporta unos 60 miligramos de calcio y a los niños les encanta por su sabor a chocolate. Puedes dárselos a partir de los 18 meses.


Alcachofera
Abre su apetito
Si el niño está desganado e inapetente durante varios días seguidos hay que intentar abrir su apetito para que no sufra carencias nutritivas. Existen preparados a base de plantas medicinales como la alcachofera, entre otras, que estimulan las glándulas salivares y por vía refleja los jugos gástricos. Se le puede dar una hora antes de cada comida.
Prueba: Jarabe Vigor-Aptit

Aceite de hígado de bacalao
Le ayuda a crecer
Ya nuestras abuelas conocían los beneficios que el aceite de bacalao ofrecía a los niños, aunque ahora resulta menos complicado hacer que se lo tomen gracias a su presentación en perlas, fáciles de tragar. Es una fuente excelente de vitaminas A y D; la asociación de ambas favorece el crecimiento de los niños y contribuye a una mejor calcificación de los huesos.
Puedes darle 2 perlas al día con un poco de agua, a partir de los 3 años.

Ten siempre a mano
Plantas medicinales
. Manzanilla, anís verde o hierba luisa: facilitan la digestión y ayudan a expulsar los gases.
. Flor de azahar, melisa y pasiflora: tranquilizantes e inductoras al sueño.
Para una mejor dosificación, existen mezclas en el mercado ya preparadas con la proporción más adecuada de cada planta. Se prepara la infusión poniendo 1 o 2 cucharadas de la mezcla por cada taza de agua hirviendo. Se deja reposar 10 minuto
s tapada y luego se le da al niño endulzada con un poco de miel. A la hora de preparar las infusiones para niños hay que utilizar la misma concentración de planta por taza que para los adultos, pero luego se le debe dar menos cantidad y desechar o guardar en la nevera el resto. En los niños lactantes bastará una cucharadita, por ejemplo, y a partir de los 18 meses se les puede dar media taza de infusión.

Dulces sanos
Placer vitaminado
Para saciar su natural predilección por los alimentos dulces, escoge alimentos que a la vez que sabrosos resulten nutritivos.


. Galletas vitaminadas e integrales: de un sabor muy agradable como las otras, incluyen frutos secos, cereales integrales, zanahorias, vitaminas y minerales para suplementar la dieta. Pueden ser una alternativa saludable para el desayuno, para tomar a media mañana o para las meriendas.


. Muesli crujiente: con copos de cereales que contienen todas las ventajas nutritivas de los cereales y con frutos secos que les dan un sabor dulce y agradable, pueden sustituir los cereales de desayuno excesivamente azucarados. Se pueden dejar a remojo en leche desde la noche anterior para que estén más blandos en el desayuno.

 

. Crema de cacao y avellanas: para untar sobre el pan se puede usar una crema rica en cacao (buen estimulante mental) y en componentes energéticos como las avellanas, pero con menos azúcar que las habituales.


. Cacao con fibra: si el niño sufre estreñimiento, cabe suponer que toma pocas verduras y cereales integrales. Una buena
forma de aumentar su dosis de fibra diaria es añadiéndole a la leche cacao enriquecido con fibra.
Prueba: Fibracao de Santiveri. Contiene fibra de cacao, cacao en polvo y azúcar de caña. Hay que poner 2 cucharaditas en cada vaso de leche.

Para beber…
Zumos naturales
Para sustituir los refrescos de cola que inhiben la absorción de calcio, acostumbra a tu hijo a bebidas naturales como el agua, los licuados de zumos y verduras caseros o los zumos de frutas naturales elaborados como el zumo de manzana gasificado o el mosto de uva.
Prueba: Mostmanzana y Vitamfruit N-10 zumo vitaminado de Santiveri.

Ver:
NIÑOS: Los minerales que necesita tu hijo
NIÑOS: Vitaminas, ¿Le faltan o le sobran?