Fresas, ricas y sanas
Una fuente de antioxidantes para estar joven y en forma

Cuando los investigadores descubrieron la importancia de los antioxidantes para la salud, se llevaron una sorpresa al comprobar que la fresa es una de las frutas con más vitaminas antioxidantes. Pero no sólo eso, la fresa es también un remedio tradicional contra los dolores reumáticos y una ayuda valiosa en la lucha contra la celulitis, entre otras cosas.

Lo que te ofrece
. Ayudan a controlar la diarrea y a hacer la digestión.
. Su contenido en ácido salicílico alivia la fiebre y el dolor de cabeza.
. Son buenas aliadas contra los dolores reumáticos (artritis, gota, etc.) porque favorecen la eliminación del ácido árico del organismo.
. Por su capacidad diurética se recomiendan en caso de cistitis y otras infecciones urinarias.
. Contienen más vitamina C que las naranjas, que aumenta las defensas y combate los resfriados.
. Son ricas en vitamina E y betacarotenos, lo que, junto con la vitamina C, las convierte en una de las frutas antioxidantes por excelencia.
. Por sus derivados antocianósidos, de acción vitamínica P, van bien en caso de fragilidad capilar, varices y hemorroides.
. Tienen pectina, una fibra soluble que ayuda a combatir el estreñimiento y a reducir los niveles de colesterol.
. Son dulces pero muy bajas en calorías, un regalo para las personas con diabetes.
. Contienen fósforo, potasio, calcio y hierro. Este áltimo en menor proporción, sin embargo, es bien asimilado por el organismo gracias a su riqueza en vitamina C, por eso también son buenas para prevenir el cansancio y la anemia.

De sus hojas...
De la fresa también se aprovechan sus hojas, ricas en taninos de propiedades antidiarréicas y astringentes. La infusión se prepara con tres cucharadas de hojas frescas o con una de hojas secas para una taza de agua hirviendo. Déjala reposar 15 minutos, fíltrala y endálzala con miel. Esta infusión también es diurética, depura y tonifica el organismo. Además va bien para calmar la tos de los fumadores, contra la cistitis y, en gargarismos, contra la inflamación de las encías y de la garganta.

Uso tópico
¿Sabías que puedes utilizar la fresa para curar el herpes labial? Un estudio canadiense comprobó cómo mejoraba esta infección vírica con la simple aplicación de su jugo sobre la herida.

La mejor estación
Aunque hoy en día se pueden encontrar fresas en todas las épocas del año gracias al cultivo en invernaderos, la principal estación empieza en marzo, y dura hasta junio. Aprovéchate porque es cuando hay más existencias en el mercado y podrás encontrarlas más baratas. Al comprarlas elige las que tengan las hojas más verdes y sean más brillantes, y comprueba el fondo de las cestas para que no hayan piezas mohosas.

En la cocina
Las fresas se deterioran con facilidad, por eso es mejor comprar sólo las que se vayan a consumir en el día o al día siguiente. Para prepararlas sin que se estropeen, lávalas bajo el chorro de agua fría a poca potencia, y sin quitarles el tallo y las hojas, así no entrará agua en la pulpa.
Para un desayuno sano y delicioso puedes tomarlas con cereales, muesli o yogur. También son muy ricas y nutritivas en ensalada de lechuga, aguacate y pepino. Y como postre, con zumo de naranja, natillas o con crema de plátano y germen de trigo, como en la foto. Si tienes invitados, apántate estos postres rápidos y sencillos con los que quedarás muy bien: sírvelas con crema de queso y pimienta negra, o bien, bañadas en chocolate negro fundido.

Belleza con fresas
Para conseguir una piel luminosa y sin arrugas, en caso de cutis normales, se puede aplicar una mascarilla con puré de fresas, y dejarla actuar durante diez minutos. Luego se retira con agua tibia. Añade una clara de huevo batida si tienes la piel grasa o una cucharada de almendras dulces si tienes la piel seca.
Contra el enrojecimiento de la piel debido al viento, el frío o el sol también van bien las hojas de fresa machacadas con un poco de leche fresca.

Celulitis a raya
Las fresas son uno de los alimentos anticelulíticos por excelencia. Tienen un alto poder diurético, son ricas en fibra y contienen vitamina C y hierro, una combinación perfecta para mantener la celulitis a raya.

Atención alérgicos
Las fresas se hayan entre los frutos que pueden causar alergias y producir fácilmente reacciones (urticaria, hinchazón, prurito) entre las personas con tendencia a padecerlas. Si te encuentras entre ellas deberás tener la precaución de tomar las fresas bien maduras o cocidas (aunque así pierden calidad vitamínica), ya que se ha evidenciado que cuanto más verde está el fruto más posibilidades hay de que aparezca la reacción. Con este tema también deberán tener especial precaución las mamás: los niños no deben tomarlas antes de los dos años, y siempre deben comerlas en pequeñas dosis para asegurarse de que las toleran bien.

No abuses de las fresas si...
Tienes acidez de estómago o gastritis (por su riqueza en vitamina C), o colon irritable (por su capacidad para estimular el intestino)

 

Ver: ALIMENTOS: 3 alimentos depurativos