Ciruelas secas


Conocidas desde siempre para tratar el estreñimiento, las ciruelas pasas son la fruta seca de un determinado tipo de ciruelo que necesita de un clima cálido para secarse en el árbol (las más famosas son las francesas “Prunes d’Agen”, con denominación de origen), aunque se secan artificialmente con facilidad. La hidroxifenilisatina, una sustancia química que contienen y que estimula el músculo liso del intestino grueso, es la culpable de su famoso efecto laxante suave.

¿Un truco para garantizar el resultado?

Deja tres ciruelas en remojo toda la noche y a la mañana siguiente cómetelas y bebe el agua en la que han estado sumergidas.
Curiosamente, cuando las ciruelas se secan, aumentan su valor en fibra y su contenido en vitamina A se concentra, también contienen vitamina B6 y niacina, que mantiene la piel sana. En cuanto a minerales, son ricas en potasio y en hierro. Para terminar, son ideales para llevarse a la boca un dulce y rico tentempié que, además, proporciona energía de rápida utilización ya que se digieren fácilmente.

Los frutos secos más ricos en
Hierro
El hierro es esencial para la producción de hemoglobina que transporta el oxígeno a las células, da buen color a la piel y previene las infecciones y la fatiga.
Avellanas: 4, 50 mg - Almendras: 4,40 mg - Uva pasa: 3,30 mg
Calcio
Garantiza la formación y resistencia de unos huesos y dientes sanos. Es fundamental en el embarazo, lactancia, infancia y adolescencia.
Almendras: 254 mg - Avellanas: 200 mg - Nueces y piñones: 80 mg
Magnesio
Es el mejor antidepresivo que la naturaleza nos ofrece, regula el ritmo cardíaco y actua frente a problemas de debilidad y fallos en el crecimiento.
Almendras: 254 mg - Avellanas: 150 mg - Nueces y piñones: 132 mg
Fósforo
Esencial para mantener unos huesos y dientes sanos. Está estrechamente ligado en el proceso de producción energética del organismo. Mejora el estado de ánimo.
Almendras: 470 mg - Nueces y piñones: 400 mg - Avellanas: 300 mg
Potasio
Junto con el sodio regula el balance de agua del organismo y el ritmo cardíaco. Previene la retención de líquidos, mejora los procesos mentales y combate la debilidad muscular.
Ciruela seca: 950 mg - Almendra: 800 mg - Dátil seco: 650 mg